Sustentable de Origen

posted in: Noticias | 0
Además de la envoltura final, la tendencia ‘green’ se ha extendido a la materia prima y equipo.
Quienes lo hacen tienen ahorros en materiales, consumo de energía y emisión de contaminantes.
La industria del empaque se dirige hacia una sola dirección: la sustentabilidad. Por ello, cientos de compañías están buscando la forma de aplicar, en una o
varias partes de su proceso de manufactura, algún elemento ‘verde’ que las lleve a contribuir con el mejoramiento del medio ambiente y mostrarse como
empresas responsables, pero, sobre todo, adaptarse a las nuevas exigencias del mercado.
Ahorro de materiales, uso de materia prima ecológica, producción con menor gasto de energía, reducción de gases de efecto invernadero, aplicación de nuevas
tecnologías y reutilización de materiales, entre otras, son parte de las opciones que las grandes, así como pequeñas y medianas empresas (pymes) han comenzado
a buscar y aplicar en sus plantas.
Pero, si bien la sustentabilidad es el tema del momento en la industria manufacturera, y, en particular, la del empaque, para algunos productores todavía es un
término vago que no ha terminado por definirse.
Recientemente, durante la Pack Expo, realizada en Las Vegas, Nevada, un productor de materiales plásticos comentaba sobre el tema de sustentabilidad:
“Todos escuchamos del concepto, pero necesitamos que alguien salga a definirlo, que el gobierno ofrezca pautas o lineamientos. Estoy convencido de que en la industria todos buscan la sustentabilidad, pero no saben qué es y cómo aplicarla; por un lado, se adquieren productos ecológicos, materias primas amigables con el medio ambiente, pero los procesos de manufactura siguen siendo contaminantes. Y hasta donde sé, ser sustentable es algo que todavía hay que aclarar”.
En ese marco, la afirmación de Robert Klimko, presidente de la Asociación de Empaque Reusable (RPA, por sus siglas en inglés), sobre el camino que falta por recorrer en materia de sustentabilidad en la industria del empaque cobra sentido: “En varios aspectos, en cuestión de sustentabilidad, en Estados Unidos (EU) apenas estamos en los primeros pasos, pero necesitamos avanzar en este proceso”, afirma.
Para los productores que enfrentan esta confusión, la Sustainable Packaging Coalition (SPC) promueve un entrenamiento en materia de sustentabilidad.
Se trata de un curso que se desarrolla en Canadá.
Este curso proporciona información sobre diseño, además de mostrar ejemplos innovadores en la industria del embalaje. Sus objetivos son ayudar a repensar
el proceso de desarrollo de empaques, desde su concepción hasta el uso de materiales ‘verdes’ disponibles para su fabricación.
Con este curso —que se realiza en colaboración con la Packaging Association of Canada (PAC)— también se busca impulsar el uso eficiente de la energía en los
procesos de producción y el diseño de materiales que contribuyan a esto.
“Las compañías están conscientes de su responsabilidad social, pero también están buscando cómo disminuir sus residuos sólidos usando menos materiales en su empaquetado y que al mismo tiempo sus productos luzcan atractivos para el consumidor”, comenta el vocero de la compañía de empaques flexibles.
“Es una especie de exigencia social, pero también del mercado; en muchos casos se trata de productores que proveen a las grandes cadenas como Walmart, y
si quieren seguirlo siendo va a ser necesario que cumplan con los requisitos. Por ejemplo, esta cadena tiene un proyecto en el que le exigen a sus proveedores la
reducción de sus residuos”, agrega.
Esta iniciativa llamada Zero Waste, fue lanzada el año pasado por la cadena minorista para promover la sustentabilidad en la industria del empaquetado y tiene la
finalidad de reducir los residuos sólidos causados por el empaque en 5%.
La cadena lanzó un programa para medir lo ecológico del empaquetado de sus proveedores a fin de impulsarlos hacia una tendencia green. En México, Walmart lanzó
esta iniciativa apenas este año y funciona en cuatro ejes: abastecimiento de energía sustentable; cero residuos; cero descargas contaminantes; y la realización de un
catálogo con 25% de productos sustentables.
Con estas acciones la cadena pretende reducir 200,000 viajes de autotransporte, lo que llevará a un ahorro de 60 millones de galones de combustible.
Además, en julio de este año Walmart anunció durante su Cuarta Expo de Empaquetado Sustentable, que creará una base de datos mundial de productos
green que funcione como una concentración de información que permita  evaluar la sustentabilidad de productos.
En el evento, Mike Duke, presidente de la corporación, dijo que “esta base de datos generará oportunidades para ser más innovadores y mejorar la sustentabilidad
de los productos y sus procesos”.
La compañía realizará esta base de datos entre más de 100,000 proveedores alrededor del mundo y comenzará aplicando un cuestionario de 15 preguntas que revelarán
qué tan responsables son sus proveedores desde el punto de vista ambiental.
No solamente iniciativas como la anterior han conducido a la industria del empaque hacia la sustentabilidad, también lo hacen diversas organizaciones y coaliciones que comienzan a definir y promover prácticas ambientales dentro de la industria del empaque.
Una de éstas es la RPA, que promueve el uso de contenedores, cajas y palets plásticos reusables a lo largo de toda la cadena de producción.

“Elegir reusable o reutilizable, es una inversión en eficiencia, tiene beneficios en costo y muestra responsabilidad ambiental, ya que se ahorra en recursos naturales y el impacto para el medio ambiente es menor”, afirma Robert Klimko.
La SPC es otra de las organizaciones que ha surgido para marcar lineamientos en cuanto a política sustentable se refiere. Esta organización está por lanzar Compass (Comparative Packaging Assessment), un software que permite a los profesionales del empaque comparar el impacto ambiental de sus diseños tomando como base
el ciclo de vida.
Lo anterior ha dado como resultado que las aplicaciones sustentables estén surgiendo en todas las fases del proceso de empaque, ya sea de forma directa, con la
aplicación de tecnología y logística green en procesos como el sellado ultrasónico o la utilización de materiales reusables, o de forma indirecta, con la obtención de
insumos producidos de forma sustentable como el film biodegradable, cinta adhesiva hecha a base de agua o bolsas de plástico manufacturadas 100% con energía renovable.
Fuente
https://expansion.mx/manufactura/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.